La llave de la libertad

 

He dedicado gran parte de mi vida a los demás y las razones me sobran.

Me llamo Gracia, soy psicóloga y trabajadora social, me gusta la educación no formal y he colaborado en diversos trainings por toda Europa. Me considero una mujer libre porque amo lo que hago, yo lo elegí. Hace algún tiempo realicé un servicio de voluntariado europeo en UK con personas en situación de discapacidad, y hoy emprendo un nuevo viaje hacia un proyecto de cooperación internacional en Vietnam.

“…no hay mayor posibilidad de ser libre que con educación”.

 

niña avión gracia volar

Hoy es un día importante. Hoy, por fin, tras una larga espera he empezado mi aventura hacia el sudeste asiático. Como dije antes, voy a realizar un proyecto de cooperación en Vietnam durante 6 meses con una asociación que se dedica a la enseñanza de los más pequeños y menos favorecidos a través del arte, el juego y nuevas metodologías de aprendizaje.

 

La verdad es que a pesar de las ganas que tengo, hay miedo. Ahora que estoy en el avión y veo cómo voy recorriendo el mapa del mundo, Europa ya quedó atrás, esa pequeña porción de tierra ya no está y ahora ando sobrevolando otros lugares desconocidos, donde viven muchas personas que nunca podría imaginar que existen, donde hay tantas preocupaciones y alegrías que jamás experimentaré, tantas vidas, tantos sueños…

 

Tengo incertidumbre pero la vida no deja de ser eso, incertidumbre ante el futuro aún teniendo la posibilidad de escoger en el presente lo que quiero para ese futuro.

 

¿Pero, qué posibilidades hay en la vida de escoger y hacer lo que nos gusta? Estoy segura de que no hay mayor posibilidad de ser libre que con educación. Tener la posibilidad de conocer, de relacionarte con los demás, de empatizar, de vivir contigo y con el resto, y lo más bello, de no pedir nada a cambio, una sonrisa tal vez.

 

Mi experiencia en educación me ha enseñado el respeto, la igualdad y la tolerancia, trabajar con niños y tan pequeños, me ha llevado a pensar tantas veces: “…estos niños son futuras personitas que decidirán, serán criticas consigo mismas y con el mundo, cumplirán sus sueños, se equivocarán y levantarán a la vez”. Estos peques tendrán la posibilidad de elegir, de vivir y hacer lo que aman hacer.

 

Lo que la experiencia en Grey Elephant me ha dejado es darme cuenta de lo poco y mucho que podemos influenciar a los demás y, en este caso, a los más peques. Además del compromiso que debemos adquirir todos, ya que educar es proporcionar la llave de la libertad.

 

Por eso confío en el trabajo tan minucioso que hacen espacios de educación no formal como Grey Elephant, ofreciendo los mejores recursos para fomentar la creatividad y el aprender haciendo. Porque las personas se construyen con vivencias y las vivencias las construye uno mismo, porque la libertad de elegir te da vivencias que te identifican como persona, porque cuanto más hagamos lo que queramos más felices seremos… Porque, ahora, estoy metida en este avión buscando la parte que dejé en Vietnam antes de llegar allí.

 

Gracia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.