Cómo iniciar a los peques en la lectura

En Grey Elephant queremos dedicar el mes de abril a la lectura, sumándonos a la celebración del Día Internacional del Libro y el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil; y conversamos con Elena Moro, traductora de literatura infantil y juvenil, sobre las claves para fomentar la lectura en los peques.

¿A partir de qué edad se recomienda leer cuentos a los peques?

¡Cuánto antes! ¿Hay algo mejor que la costumbre de leer un cuento antes de dormir? Una rutina que ayuda, además, a que los peques se relajen. Existe una oferta amplísima de cuentos, adaptados a todas las edades, con ilustraciones y poco texto para los más pequeños; de tela con solapas o sonidos para manipular; cuentos con ritmo y repeticiones divertidas, que gustan mucho porque permiten predecir lo que viene después. Sólo hay que observarles y enseguida veremos que tienden a preferir unos cuentos a otros y habitualmente se “enganchan” a uno en particular y parecen no cansarse nunca de escucharlo. Y está demostrado, por cierto, que la repetición del mismo cuento, aunque nos parezca aburridísimo a los adultos, es beneficiosa para los peques, entre otras cosas porque les aporta seguridad y afianzan lo aprendido.

¿Cuál sería la edad recomendada para que empiecen a leer? ¿Cómo les animamos a leer?

Aunque parece que queremos correr mucho en educación y adelantar los tiempos de aprendizaje, los niños tienen que estar preparados para aprender a leer. Cada peque tiene su ritmo y hay que respetarlo y no forzarle, porque cuando haya alcanzado la madurez necesaria, el aprendizaje resultará mucho más sencillo y natural. Tendemos a comparar mucho a un hermano con otro y, a menudo, nos angustiamos innecesariamente, porque ¡al final todos aprenden!

También depende del idioma, se aprende antes a leer en español que en inglés, por ejemplo. Y por supuesto que se puede leer a los peques en dos idiomas, como hacen las familias bilingües, aunque en este caso lo recomendable es que cada progenitor se comunique con los peques siempre en el mismo idioma.

Y para animarles a leer, ¡nada como predicar con el ejemplo! Que estén rodeados de libros en casa es importantísimo, que vean a los mayores leer, también. Es muy recomendable que tengan sus cuentos a mano, en un lugar fácilmente accesible. También es fundamental respetar sus gustos y no imponer las lecturas que como padres consideramos “obligatorias” o las que están de moda. Cada peque tiene su propio gusto y lo primero es promover su afición por la lectura, y no tanto completar la lista de “los clásicos imprescindibles” para niños, por así decirlo.

¿Cómo te posicionas en la disyuntiva tableta frente a libro físico?

¡Para mí el libro siempre antes que una tableta! La tableta se asocia con el juego o con una actitud más pasiva. Me parece que la combinación perfecta es el cuento ilustrado y la lectura “a la carta” del adulto, con cambios de tono, paradas e incluso preguntas, para poner el cerebro del peque a trabajar y sacar el máximo provecho del libro.

Una última pregunta obligada, ¿cuál fue tu juguete favorito de pequeña?

De pequeña era muy creativa, me gustaba mucho dibujar y me pasaba el tiempo inventando comics o montando casitas con cajas de cartón y todo lo que pillaba…

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.