Entrevistamos al fundador de Be Watter

Anticipándonos a la Fiesta Navidad Infantil Solidaria, un evento navideño familiar que se celebra en Grey Elephant el 24 de noviembre a favor de Be Watter, hemos querido charlar en familia y conocer un poco mejor a su fundador, Carlos Sánchez de Pedro.

  1. Sara: ¿Qué es Be Watter?

Es una comunidad solidaria fundada en 2019. Son fiestas, actividades deportivas, culturales, retos personales, viajes… cuya recaudación se destina a proyectos humanitarios.

  1. Sara: ¿Cómo conociste Gambia y el pueblo?

En un viaje turístico solidario que realice este año 2019, acompañando a la que entonces era mi pareja. El pueblo se llama Gunjur y el asentamiento Iceland.

  1. Sara: ¿De todas las necesidades que viste, porqué un pozo de agua?

Agua limpia de enfermedades como el cólera, es una necesidad básica. Y que el suministro sea estable, independientemente de la época del año, también. Esta necesidad fue detectada por nuestro contacto en Gunjur, Omar. Persona encargada de detectar, priorizar necesidades, y de coordinar la ayuda y hacer de puente, de enlace.

  1. Sara: ¿Cómo nos aseguramos que el pozo de agua no se revenda o se estropee, hay alguna persona encargada?

¡Buena pregunta! Primero hay una involucración personal mía en este proyecto, es decir viajo personalmente a conocer la realidad y yo me comprometo para que esto salga adelante e invito al que quiera a hacer lo mismo. Segundo, las personas interesadas en recibir ese agua son las responsables del mantenimiento de la misma, porque tienen el principal interés, es decir es algo que no puede estar pervertido, no hay terceras personas entre medias y por último, parece tonto, pero nosotros sellamos un poco los pactos con nuestra palabra y mirando a la cara de las personas, no sé cómo decirlo de otra manera, es así.

  1. Sara: ¿Debe ser muy difícil detectar quiénes más necesitan y qué, en unas circunstancias donde para nosotros, que lo tenemos todo o eso creemos, no sabemos detectarlo?

En este siguiente viaje que voy a hacer en enero, que el objetivo del viaje es poner en marcha la construcción de este segundo pozo de agua para esta población, mi idea es repasar con Omar y junto con una ONG que está actuando también en la zona y que se llama The Monkey Girl, con la cual tenemos amistad, cuál sería la siguiente lista de prioridades en necesidades y conjuntamente asignar, una vez cumplido el objetivo del segundo pozo de agua, la siguiente necesidad.  Yo sé que hay momentos en los cuales por un parte el necesitado nos pide comida, pero nosotros no somos de la idea de darles de comer, sino de enseñarle a pescar. Entonces hay como una visión compartida de que es mejor llevar agua y semillas para que puedan hacer cultivos y no darles un saco de arroz para alimentarles.

Nosotros no queremos suplir lo que debería de ser la ayuda gubernamental, la obligación de los gobiernos, sino de alguna manera hacer que la solidaridad fluya de manera individual.

  1. Bosco: A mí me parece precioso que tú ayudes a la gente que no tiene tantas posibilidades de vivir como nosotros, pero ha habido una cosa que no he entendido y es, ¿por qué no les quieres dar comida, sino dinero? Yo pienso que lo que necesitan es comida…

El tema es que no hay casi trabajo, casi nadie trabaja, entonces lo importante es dar una actividad que les permita mantenerse ocupados y que sean autosuficientes con esa actividad. No darles comida solo, sino darles una máquina de coser para que puedan convertirse en sastres o darles un pequeño hornillo para que puedan hacer cocina y vender la comida o comprar una furgoneta o un burro para que puedan dar servicio de transporte. Y en el transcurso habrá que darles de comer, claro.

  1. Bosco: Una pregunta, el problema es que si les damos nosotros hornos, máquinas de coser, cosas así, lo que va a terminar pasando es que no sabrán utilizarlo, pero claro nosotros no vamos a estar casa tras casa intentando enseñarles, entonces mejor pensar ¿qué saben hacer y cómo lo saben hacer?

Totalmente de acuerdo contigo, Bosco, ahí forma parte fundamental la función de Omar, que es el que detecta las necesidades de quién es el que sabe hacer qué y qué necesita para hacerlo bien. Es algo que tendré en mente en mi próximo viaje….

  1. Sara: ¿Cuéntame cómo es el sitio, nos lo puedes describir?

A mí me encanta. El sitio es un poblado, un asentamiento, son sedentarios, que está cerca de la costa, muy cerca hay una playa, a un kilómetro se ve el mar y es un sitio de vegetación tropical, es decir hay mangos, hay palmeras, hay mucha arena y es seco, principalmente es seco. La gente es muy alegre y está cerca de una carretera principal que es la que une Banjul, que es la capital de Gambia, con el resto de las ciudades importantes, está como a 10 km de la carretera principal, y las construcciones son de adobe, barro y restos de vegetación; humilde, es todo muy humilde, muy precario.

  1. Sara: ¿Y qué comen, volviendo al tema de la comida, cultivan, pescan?

Principalmente cultivan pequeños huertos familiares, también tienen algo de ganadería, normalmente se ven vacas pastar y gallinas. La comunidad cristiana tiene cerdos, son los únicos que se diferencian porque tienen cerdos. Y pescado. Toda su orientación es hacia los recursos naturales, a ser autosuficientes. De hecho en los colegios, la misión del colegio, es enseñar inglés, a bailar, matemáticas y agricultura.

  1. Sara: ¿Podrías destacar tres valores del proyecto?

Los valores sobre los que se fundamenta Be Watter podríamos decir que es el altruismo como filosofía de hacer el bien por los demás de forma desinteresada entendiendo que las prioridades de ese bien van a cambiar según las circunstancias; tiene valores cristianos, nace a raíz de una conversión mía al cristianismo; y es amar al prójimo, es que nos queramos más; y tiene valores de alegría, alegría porque me impacta la alegría de los niños y la alegría de cómo con pocas cosas se puede ser feliz y eso son valores fundamentales sobre los que debe sustentarse este proyecto de Be Watter. Eso significa que nosotros nos hablamos con todo el mundo, no entendemos de religiones, solo entendemos de hacer bien al de al lado y tampoco entendemos de activismo, sino que somos una herramienta para crear una comunidad de ayuda desinteresada, esa es un poco la idea que hay detrás.

  1. Jimena: Me ha encantado lo que has dicho sobre ayudar a la gente pobre y … bueno, ¿a qué juegan los niños?

Yo a los niños que he visto, les he visto jugar con ruedas de coche, rodando la rueda pendiente abajo, les he visto jugar con balones desinflados jugando al futbol, les he visto jugar al escondite, les he visto jugar corriendo… Se entretienen con cualquier cosa, subiendo a los árboles, en bicicleta…

  1. Sara: Hablando de jugar y para terminar, ¿cuál era tu juguete favorito de niño?

¡El monopatín! Siempre iba en monopatín para arriba, siempre en monopatín para abajo, bajando las cuestas, en los pasillos, me lo llevaba siempre de viaje, me ha encantado el monopatín.

Gracias a los tres. Gracias, Grey, sois un encanto, ¡os quiero!

¡Gracias a ti, Carlos! Invitamos a todos a conocerte personalmente en el evento del día 24 de noviembre, toda la info aquí.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.